Superar la crisis requiere trabajo y fe

Fuente: periódico A Tribuna Regional, de Santo Ângelo, Brasil, edición del 15 y 16 de noviembre de 2008. | Actualizado en marzo de 2019.

Jesús, en Su Evangelio, según San Lucas, 4:4, recordando el Deuteronomio de Moisés, advierte: “No solo de pan vive el hombre, sino de toda la palabra de Dios”. Igualmente sucede en la Economía. Sin embargo, ¿cuántos le dan la importancia que merece a la enseñanza?  Excepto cuando el dolor golpea.

Por oportuno, me remito a lo que dije durante la Oración al Divino Estratega, en enero de 1991:

Grandes naciones han avanzado en las horas de conflictos; los personajes más destacados se han revelado en ocasiones tormentosas. La crisis es la prueba de la inteligencia. La lucha instiga nuestro valor. ¿Por qué temer a los desafíos? Es la manera elegida por Dios para recompensar nuestra capacidad. Y cualquier victoria en el campo espiritual y físico exige sacrificio.

Un hecho singular es digno de mencionar: ¡Jesús superó la dolorosa crisis de la crucifixión! Cuando Lo juzgaron muerto, mientras levantaban Su cuerpo dolorido para burla de la multitud en suspenso, fue entonces cuando Lo glorificaron, colocándoLo por encima del estándar común. Y todos los pueblos, ante la historia, pudieron contemplarLo. Luego hubo una magnífica Resurrección...

Tela: Caravaggio (1571-1610)

Como exclamó el Hermano Flexa Dourada (Espíritu), por la psicofonía del sensitivo cristiano del Nuevo Mandamiento Chico Periotto, durante una manifestación espiritual en Rio Grande do Sul, Brasil: “¡Feliz de los que soportan la prueba con resignación, pero realmente la soporta! ¡Para los Cielos, esto es lo que importa!”.

Y así lo hizo Jesús: ¡superó el martirio de la crucifixión! Enseguida, como un ave fénix, resurgió victorioso de las cenizas de la muerte, razón por la que Dios Le confirmó Su Poder.

¡¿Usted no entiende bien el Poder de Jesús?!

Entonces, vamos a continuar analizándolo juntos.

Valorar el Capital de Dios

El ejemplo de fe del Divino Maestro nos inspira coraje, teniendo en cuenta el panorama planetario, que despierta una vigorosa creatividad para superar las dificultades que se presenten en medio del camino, principalmente las económico-financieras. Es imprescindible valorar el Capital de Dios, es decir, el ser humano y su Espíritu Eterno, agentes propulsores del progreso, parte esencial de la economía altruista, según escribí en 1987, en el diario Folha de S.Paulo.

Lo social viene de lo espiritual

Y vuelvo a un punto que considero indispensable tener siempre presente: la reforma de lo social viene de lo espiritual. En 1983, en el Programa Boa Vontade, emitido en esa época por la emisora brasileña Band, hice este comentario:

Muchas personas piensan que Jesús es una ficción religiosa o un personaje solo para ser recordado en los respetables cultos de las devociones cristianas. Sin embargo, vamos más allá. Estamos convencidos de que el Sublime Taumaturgo debe ser constantemente buscado, porque en Su prédica encontramos no solo el lenitivo, sino la respuesta a las preguntas que nos afligen. Es Él quien dice: “Mi Paz les dejo, mi Paz les doy. Yo no les doy la paz del mundo. Yo les doy la Paz de Dios, que el mundo no les puede dar. No se turbe su corazón ni recele. Porque Yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo”.

Tela: Gaston La Touche (1854-1913)

Se trata de una gran promesa, sobre la que necesitamos meditar, pues hay mucho que aprender con Él.

José de Paiva Netto, Director Presidente de la Legión de la Buena Voluntad (LBV), es escritor, periodista, conductor de radio, compositor y poeta brasileño. Además, es miembro efectivo de la Asociación Brasileña de Prensa (ABI, siglas en portugués) y de la Asociación Brasileña de Prensa Internacional (ABI-Inter, siglas en portugués). Afiliado a la Federación Nacional de los Periodistas (FENAJ, siglas en portugués), a la International Federation of Journalists (IFJ), al Sindicato de Periodistas Profesionales del Estado de Rio de Janeiro, al Sindicato de Escritores de Rio de Janeiro, al Sindicato de los Profesionales de Radio de Rio de Janeiro y a la Unión Brasileña de Compositores (UBC). Integra también la Academia de Letras de Brasil Central. Es un autor de referencia internacional en la defensa de los derechos humanos y en la conceptualización de las causas de la Ciudadanía y de la Espiritualidad Ecuménicas, que, según él, constituyen “la cuna de los más generosos valores que nacen del Alma, la morada de las emociones y del raciocinio iluminado por la intuición, el ambiente que abarca todo lo que trasciende el campo común de la materia y proviene de la sensibilidad humana sublimada, como ejemplo de la Verdad, de la Justicia, de la Misericordia, de la Ética, de la Honestidad, de la Generosidad, del Amor Fraterno”.