Jesús, el Maestro de la enseñanza, en la enseñanza, como Maestro

Cuando cito en mis charlas y escritos a los educadores, procuro dirigirme no solo a los heroicos profesionales con esta vocación, los que realmente merecen esa deferencia, sino también a aquellos que reciben de Dios (todos nosotros) la misión de encaminar por el camino correcto a las futuras generaciones. Y tantas veces —la Historia está repleta de ejemplos— las lecciones adquiridas, en el día a día, en los pupitres de escuela de la vida también preparan al alumno para enfrentar los desafíos de una sociedad que llega a los estertores de la postura suicida con relación al medio ambiente.

De la Dialéctica de la Buena Voluntad

También de acuerdo con las dificultades que en pleno Tercer Milenio, los docentes deben diariamente vencer para vivir con dignidad, me acordé de un fragmento de mi libro, Reflexiones y Pensamientos — Dialéctica de la Buena Voluntad (1987), en la época de la dicotomía comunismo-capitalismo, donde en aquel período advertía: En realidad, falta un tratamiento digno a los profesores, que han quedado abandonados debido a un sistema económico inhumano, que está vigente en varias regiones del planeta. Para argumentar, podemos decir que —donde se les permiten mejores condiciones materiales— se les niega el derecho a pensar, a sentir y —donde no se les veda la acción del raciocinio— no se les concede sobrevivir decentemente...

Línea Educativa Ecuménica
Vivian R. Ferreira

Alunos participam de atividade recreativa no pátio do Conjunto Educacional Boa Vontade na capital paulista.

Aprovechando la oportunidad, les expongo algunas de mis reflexiones desarrolladas a lo largo de los años, en la Radio y en la TV y que hoy ayudan a pautar la línea educativa ecuménica de las escuelas de la Legión de la Buena Voluntad:

La Pedagogía de Dios, de la que forman parte la Pedagogía del Ciudadano Ecuménico y la del Afecto (distintivo de la LBV en el transcurso de sus 60 años,) tienen como objetivo la formación del ser humano libre, por el Amor, por la Verdad y por la Justicia Divinos. De acuerdo con el Cristo, está singularizada en "Amaos como Yo os he amado. Solamente así podréis ser reconocidos como mis discípulos" y en "Conoceréis la Verdad [de Dios], y la Verdad [de Dios] os libertará" (Evangelio según San Juan, 13:34 y 35; y 8:32). ¿Por qué la Pedagogía del Afecto? Porque la estabilidad del mundo empieza en el corazón del niño.

Tela: James Tissot (1836-1902)

Título da obra: A comunhão dos Apóstolos.

La Pedagogía de Dios significa Jesús, el Maestro de la Enseñanza, en la enseñanza, como Maestro.

Así, de la misma manera que para sobrevivir, necesitamos del pan de trigo, necesitamos del pan espiritual, que descendió del Cielo, el pábulo de la libertad plena, el alimento de la vida eterna para todos aquellos que en Él confían, pues Lo respetan (Buena Nueva, en los relatos de San Juan, 6:22 al 59).

José de Paiva Netto, Director Presidente de la Legión de la Buena Voluntad (LBV), es escritor, periodista, conductor de radio, compositor y poeta brasileño. Además, es miembro efectivo de la Asociación Brasileña de Prensa (ABI, siglas en portugués) y de la Asociación Brasileña de Prensa Internacional (ABI-Inter, siglas en portugués). Afiliado a la Federación Nacional de los Periodistas (FENAJ, siglas en portugués), a la International Federation of Journalists (IFJ), al Sindicato de Periodistas Profesionales del Estado de Rio de Janeiro, al Sindicato de Escritores de Rio de Janeiro, al Sindicato de los Profesionales de Radio de Rio de Janeiro y a la Unión Brasileña de Compositores (UBC). Integra también la Academia de Letras de Brasil Central. Es un autor de referencia internacional en la defensa de los derechos humanos y en la conceptualización de las causas de la Ciudadanía y de la Espiritualidad Ecuménicas, que, según él, constituyen “la cuna de los más generosos valores que nacen del Alma, la morada de las emociones y del raciocinio iluminado por la intuición, el ambiente que abarca todo lo que trasciende el campo común de la materia y proviene de la sensibilidad humana sublimada, como ejemplo de la Verdad, de la Justicia, de la Misericordia, de la Ética, de la Honestidad, de la Generosidad, del Amor Fraterno”.