La Caridad en la ONU

El representante de la LBV en la ONU, Danilo Parmegiani, nos informa que las Naciones Unidas celebraron, por primera vez, el Día Internacional de la Beneficencia. La resolución recién aprobada estableció el día 5 de septiembre para su celebración.

La ONU afirma que la Caridad puede contribuir a la promoción del diálogo entre personas de diferentes civilizaciones, culturas y religiones, así como la solidaridad y la comprensión mutua. Y reconoce los esfuerzos de las organizaciones caritativas y de particulares en este propósito.

LA CARIDAD SUSTENTA LA VIDA HUMANA

Es un tema muy presente en mis artículos, pues la considero imprescindible para nuestra supervivencia. Aprovecho la oportunidad para anticiparles un pequeño fragmento de “El Capital de Dios”, libro que estoy preparando con mucho cuidado. En el mismo presento algunas de las conferencias que proferí, a partir de la década de 1960:

Meditemos sobre este pasaje del Apóstol San Juan, en su Primera Epístola, 4:20: “Si alguien dice: Amo a Dios, y odia a su hermano, es mentiroso; pues aquel que no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve”.

La Caridad, creación de Dios, es el sentimiento que mantiene al Ser vivo en las horas de tormenta de su existencia. Si usted me dice que no necesita Amor, está equivocado, o equivocada, enfermo, o enferma... En resumen, se trata simplemente de esto: Amor, sinónimo de Caridad, de la que tanto carece la sociedad miope, obnubilada por la cultura insidiosa, mantenida por aquellos que le provocaron a los pueblos todas las desgracias que ensangrientan la Historia y que nos ponen en peligro constante. ¿Hasta cuándo?

La Caridad sustenta la vida humana. El periodista Francisco de Assis Periotto, al oír mis palabras, las completó así: “en lo fundamental y en la honestidad”.

ELEVADO ESPÍRITU SOCIAL

Arquivo LBV

Joaquim Nabuco

El avance tecnológico ha derrumbado muchas fronteras y ha hecho algunas caer sobre otras. Entre ellas, económicas y sociales. Sin embargo, la globalización no impedirá la diversidad. En tanto se globaliza, también se da expresión al regionalismo. De varias formas, todo el mundo influye en todo el mundo. No obstante, en diversas partes del planeta aún hay barreras que alejan cada vez más a los ricos de los pobres. Esto puede tener como resultado consecuencias profundas, de amplitud internacional, como por ejemplo el fin del Imperio Romano. Sin embargo, esta vez, tales transformaciones podrán provocar providencias inusitadas, incluso en corazones de piedra, antes contrarios al pragmático espíritu de Caridad, que serán llevados a pensar que existen algunas cosas vitales también para ellos, como... la compasión. (...) La Caridad no es el insignificante sentimentalismo, a lo que a algunos les gustaría reducirla. Acertó, pues, el gran Joaquim Nabuco* cuando escribió: “A la lucha por la vida, que es la Ley de la Naturaleza, la religión opone la Caridad, que es la lucha por la vida ajena”.

¿No sería esa la función de un verdadero político? ¿Qué sería más importante para el fortalecimiento de las comunidades que este elevado espíritu social?

Es posible que igualmente esperemos, que el alto significado de la Caridad en la actitud diaria, sea el pleno camino de la verdadera independencia de cualquier nación.

La Caridad es un asunto serio.

_______________________
* Joaquim Nabuco (1849-1910), uno de los grandes diplomáticos de Brasil del imperio e inicio de la República, político, historiador, jurista y destacado abolicionista.

José de Paiva Netto, Director Presidente de la Legión de la Buena Voluntad (LBV), es escritor, periodista, conductor de radio, compositor y poeta brasileño. Además, es miembro efectivo de la Asociación Brasileña de Prensa (ABI, siglas en portugués) y de la Asociación Brasileña de Prensa Internacional (ABI-Inter, siglas en portugués). Afiliado a la Federación Nacional de los Periodistas (FENAJ, siglas en portugués), a la International Federation of Journalists (IFJ), al Sindicato de Periodistas Profesionales del Estado de Rio de Janeiro, al Sindicato de Escritores de Rio de Janeiro, al Sindicato de los Profesionales de Radio de Rio de Janeiro y a la Unión Brasileña de Compositores (UBC). Integra también la Academia de Letras de Brasil Central. Es un autor de referencia internacional en la defensa de los derechos humanos y en la conceptualización de las causas de la Ciudadanía y de la Espiritualidad Ecuménicas, que, según él, constituyen “la cuna de los más generosos valores que nacen del Alma, la morada de las emociones y del raciocinio iluminado por la intuición, el ambiente que abarca todo lo que trasciende el campo común de la materia y proviene de la sensibilidad humana sublimada, como ejemplo de la Verdad, de la Justicia, de la Misericordia, de la Ética, de la Honestidad, de la Generosidad, del Amor Fraterno”.