La Navidad de Jesús es la expansión de la Fraternidad Ecuménica

Sin la vivencia del Amor Fraterno, el Ser Humano tendrá siempre un comportamiento desordenado.

El ambiente del 25 de diciembre*1 debe ser de Fraternidad Total, ahora más que nunca, imprescindible en el mundo para que el Ser Humano se transforme en el ciudadano planetario, que positivamente sepa defenderse de la explotación mundial endémica.

Tela: Gebhard Fugel (1863-1939)

Detalhe da obra: Cristo cura os enfermos.

No solamente el cuerpo está enfermo, la sociedad también. Con vistas a contribuir a mejorar ese estado de cosas, erguimos en Brasília, Brasil, el Templo de la Buena Voluntad (TBV), que es el Templo del Ecumenismo Sin Restricción, o también, el Templo del Corazón, listo para abrigar a todo ser humano y espiritual, es decir, el Capital de Dios. El TBV, con el Parlamento Mundial de la Fraternidad Ecuménica, es el monumento más visitado de Brasília, según datos de Setur (Secretaría de Turismo del Distrito Federal).

Thiago Bianchi

 Templo de la Buena Voluntad

Destacamos la necesidad imperiosa de vivir la Navidad Permanente, la Navidad diaria por el hambre (física y espiritual) del Pueblo, que también es diaria.

La Ley de la Solidaridad Universal

El Nuevo Mandamiento de Jesús*2 es el denominador común capaz de pacificar los corazones, en una unión fraternal. Es la Religión de la Amistad, del Buen Compañerismo, destacado por San Juan Evangelista, en el Apocalipsis. Es la Ley de la Solidaridad Universal, por lo tanto espiritual, moral y social.

Reprodução BV

Giuseppe Mazzini

La religión debe resolver los conflictos que surgen de sentimientos egoístas del Ser Humano. Giuseppe Mazzini (1805-1872), patriota y revolucionario italiano aseguró:

— La Vida nos fue dada por Dios para que la empleáramos en beneficio de la Humanidad.

Arquivo BV

Alziro Zarur

El inolvidable fundador de la LBV, Alziro Zarur, enseñaba que:

— El Ser Humano fue creado de tal forma que solo puede ser feliz practicando el Bien.

Reprodução BV

Augusto Comte

Y Augusto Comte (1798-1857), el filósofo del Positivismo, concluía:

— Vivir para los otros no es solamente la Ley del deber, sino también la Ley de la felicidad.

El antropófago se alimenta con cubiertos

El Ser Humano es quien forma el mundo: si él está espiritualmente mal, la sociedad no podrá encontrarse bien. Es matemático.

Reprodução BV

Leonardo da Vinci

Sin la vivencia del Amor Fraternal, el Ser Humano tendrá siempre un comportamiento desordenado. (...) Es el resultado de la vida antinatural que las multitudes llevan. Basta ver la estúpida agresión a la Naturaleza, que no cesa... ¿Qué es eso, sino un suicidio? Nosotros no somos solo cuerpo, sino también Espíritu, al cual la comunidad moderna ha ofrecido poca atención por restringir su concepto a cerebro y mente, resultantes de la acción meramente orgánica, nada más que esto. De ahí la cultura autofágica que nos amenaza. Analizando el comportamiento humano a lo largo de la Historia, alguien ya preguntó si se trata de un “progreso” que el antropófago se alimente utilizando cubiertos.

Ernst Izgur, pensador espiritualista, cita una expresión muy actual de uno de los grandes genios del Renacimiento, Leonardo da Vinci (1452-1519)

— ¿Qué civilización es ésta en que todo lo que el Hombre construye sirve para su propia destrucción?

La gran lección de los 2 mil años del Cristianismo

Ahora, mis amigas y mis hermanas, mis amigos y hermanos, cuando hay falta de Amor, abunda el odio. Y el resultado de esto es la miseria terrenal. Rico es aquel que ama.

Si como ciudadanos del mundo, en esta época de globalización, logramos finalmente ser más humildes y generosos, sabremos obtener de la Navidad de Jesús su gran enseñanza para todos los días. He aquí la gran lección que perdura: es necesario que la Navidad de nuestro Divino Maestro se multiplique con la expansión de la Fraternidad, pues no habrá sobrevivencia sin ella.

El Profeta Isaías y la contaminación de la Tierra

Pintura: Michelangelo (1475-1564)

Profeta Isaías

A la globalización de las ambiciones desmedidas, debemos anteponer la de la Solidaridad sin fronteras. O no quedará nadie para contar la Historia. Que lo diga el Profeta Isaías, en su famoso libro, 24:3, 5, 12, 13 y 20:

3 La tierra será totalmente devastada y completamente saqueada, porque el Señor Dios es quien ha pronunciado esta palabra.

5 En verdad la tierra está contaminada por causa de sus moradores (por lo tanto, no por causa de Dios), por cuanto transgreden las leyes, violan los estatutos, y rompen la alianza eterna.

12 En la ciudad reina la desolación y la puerta está reducida a ruinas*3.

13 Porque será en la Tierra, en medio de estos pueblos, como el olivo sacudido, y como el rebuscar, cuando está acabada la vendimia.

20 La tierra tambalea como un ebrio, y será removida como choza. Y tanto pesará sobre ella su pecado, que ella caerá y jamás se levantará.

Significa decir que el célebre vidente de la Escritura Antigua, con acierto de miles de años, previó la contaminación del aire, de las tierras, de las aguas, del Ser Humano, la ruina del ecosistema, el agujero de la capa de ozono y otras barbaridades causadas por la insensatez de los seres terrenales, hechos que comprueban la actualidad de las previsiones del Evangelio y del Apocalipsis de Jesús, en el Nuevo Testamento.

No fue sin propósito que Cristo afirmó:

— Pasará el Cielo, pasará la Tierra, pero mis palabras no pasarán*4 (Buena Nueva, según San Mateo, 24:35).

El barniz de civilidad del moderno troglodita
El ambiente de la Navidad constantemente debe inspirar a la Religión, la Filosofía, la Ciencia, la Economía, el Arte, los Deportes y, más particularmente, a la Política, en fin, a todos los sectores de la cultura universal.

No comprender la necesidad de buscar vivir, permanentemente, el verdadero espíritu del 25 de diciembre, en una época de materialismo desgarrador, significa tener, a pesar de todo el avance tecnológico vigente, solo el barniz de civilidad por encima de una inconciencia de causar envidia a los más convictos de los trogloditas.

_________________________
En el libro Crônicas & Entrevistas (Editora Elevação, disponible en portugués), donde este artículo está publicado, el lector podrá también encontrar en la pág. 263 este importante comentario que Paiva Netto hace sobre la Navidad: "La Navidad es la expansión de la Fraternidad. Ese sentimiento, que debe ser constante, puede hacernos subsistir como personas civilizadas. La Solidaridad Ecuménica resume la propuesta que la Legión de la Buena Voluntad viene presentando a Brasil y al mundo. Alguna cosa más tiene que ser aliada al ideal de tantas personas buenas que desean ver un Brasil mejor y una Humanidad más feliz, para que, a cierta altura de la vida, no se declare desilusionada, desesperanzada, casi derrotada. Tal vez porque no haya percibido el alto significado del Espíritu de Caridad, que es más que un sentimiento, pues se trata de una verdadera estrategia, capaz de hacer sobrevivir al Ser Humano y a todo aquello que le es necesario a la vida".

*2

Enseñó Jesús, el Cristo Ecuménico, el Divino Estadista: “Un Nuevo Mandamiento les doy: Ámense como Yo los he amado. Solamente así podrán ser reconocidos como mis discípulos, si tienen el mismo Amor unos por los otros.
Si permanecen en mí, y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran y les será concedido. La gloria de mi Padre está en que den mucho fruto; y sean así mis discípulos.
Si guardan mis mandamientos, permanecerán en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.
Estas cosas les he hablado, para que mi alegría esté en ustedes, y su alegría sea completa.
Este es mi Mandamiento: que se amen como Yo los he amado. No hay mayor Amor que éste: donar la propia Vida por sus amigos. Y ustedes serán mis amigos si hacen lo que Yo les mando. Y Yo les mando esto: ámense como Yo los he amado.
Ya no los llamo más siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor. Sino que los llamo amigos, porque todas las cosas que aprendí de mi Padre se las he dado a conocer.
No me eligieron ustedes a mí; sino que Yo los elegí a ustedes y los he designado para que vayan y den buenos frutos, de modo que su fruto permanezca; para que todo lo que pidan al Padre en mi nombre, Él se los conceda.
Y Yo les mando esto: ámense como Yo los he amado. Así, de la misma forma como el Padre me ama, Yo también los amo. Permanezcan en mi Amor”.

*3 Nota del autor — Antiguamente, las ciudades eran cercadas por muros. Tenían puertas que se abrían y cerraban para que el pueblo entrara y saliera. Ellas se cerraban de noche y también cuando querían invadir los enemigos. Ahora, dice el Profeta que "la puerta está reducida a ruinas"; quiere decir que la ciudad está indefensa (en este caso, el mundo), por eso en ella "reina la desolación".

*4 Este pasaje del Evangelio de Jesús, según San Mateo, 24:35, forma parte del Oratorio "El Misterio de Dios Revelado", de autoría de Paiva Netto, con la orquestación de Vanderlei Pereira, del que se vendieron más de 500 mil CDs en Brasil.

José de Paiva Netto, Director Presidente de la Legión de la Buena Voluntad (LBV), es escritor, periodista, conductor de radio, compositor y poeta brasileño. Además, es miembro efectivo de la Asociación Brasileña de Prensa (ABI, siglas en portugués) y de la Asociación Brasileña de Prensa Internacional (ABI-Inter, siglas en portugués). Afiliado a la Federación Nacional de los Periodistas (FENAJ, siglas en portugués), a la International Federation of Journalists (IFJ), al Sindicato de Periodistas Profesionales del Estado de Rio de Janeiro, al Sindicato de Escritores de Rio de Janeiro, al Sindicato de los Profesionales de Radio de Rio de Janeiro y a la Unión Brasileña de Compositores (UBC). Integra también la Academia de Letras de Brasil Central. Es un autor de referencia internacional en la defensa de los derechos humanos y en la conceptualización de las causas de la Ciudadanía y de la Espiritualidad Ecuménicas, que, según él, constituyen “la cuna de los más generosos valores que nacen del Alma, la morada de las emociones y del raciocinio iluminado por la intuición, el ambiente que abarca todo lo que trasciende el campo común de la materia y proviene de la sensibilidad humana sublimada, como ejemplo de la Verdad, de la Justicia, de la Misericordia, de la Ética, de la Honestidad, de la Generosidad, del Amor Fraterno”.