Compartir el Pan (I)

La Legión de la Buena Voluntad (LBV), que surgió en la Tierra bajo la conducción del periodista, conductor de radio y poeta brasileño Alziro Zarur (1914-1979), siempre se ha fundamentado en las acciones del Amigo Celestial, Jesús, para brindar amparo a los sectores material y espiritualmente más sufridos de la sociedad, teniendo como lema “Salve la Navidad Permanente de Jesús, por un mundo mejor y por una humanidad más feliz”.

Arquivo BV

Alziro Zarur

En la madrugada del 4 de febrero de 2000, con el pensamiento inspirado en tantos mensajes que varios pensadores produjeron durante milenios, reflexionando una vez más sobre el alto significado altruista de la Navidad, fecha espiritual no menos mística, transcribí al papel algunas palabras motivadas por la grandeza elocuente de esa Obra, que nos confraterniza.

Pesebre y Resurrección

Existe aún mucha violencia en el mundo, pero no podemos dejar morir la vibración de esperanza que mantiene los corazones unidos.

En el Espíritu de la Navidad Permanente de Jesús, además de la mesa abundante y de la alegre presencia de los familiares y amigos, compartamos, durante todos los días del año, el pan de la Buena Nueva del Divino Maestro, que alimenta los corazones con Paz y Fraternidad Ecuménica, veredas seguras por las cuales anhelamos caminar.

En el pesebre se encendió una luz que creció en el Calvario para iluminar la conciencia terrestre. Esa Luminosidad Divina glorificó el destino humano en la Resurrección y llenó de esperanza al mundo cuando Jesús subió a los Cielos y los Ángeles anunciaron a los galileos, conmovidos y atónitos que, de la misma forma, el Cristo retornaría a la Tierra (Hechos de los Apóstoles, 1:8 al 14):

Tela: Jan de Bray (1627-1697)

Título da obra: A Adoração dos Magos.

Tela: John Singleton Copley

Título da obra: A Ascensão.

8 (...) recibiréis poder, al descender sobre vosotros el Espíritu Santo, y seréis mis testigos, tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.

9 Habiendo dicho estas palabras, Jesús fue elevado a la vista de ellos, y una nube Lo recibió y Lo ocultó de la visión de todos.

10 Y, estando la multitud con los ojos fijos en el cielo, mientras Jesús subía, he aquí que dos Ángeles vestidos de blanco se pusieron al lado de ellos,

11 y les preguntaron: Galileos, ¿por qué estáis mirando hacia lo alto? Ese Jesús, que de entre vosotros fue recibido en las alturas, ha de venir del mismo modo, como Lo visteis ser elevado al cielo.

12 Entonces, volvieron a Jerusalén, del monte llamado de los Olivos, el cual está cerca de Jerusalén, a distancia de camino de un sábado.

13 Y, entrando, subieron al cenáculo donde se reunían Pedro y Santiago, Juan y Andrés, Felipe y Tomás, Bartolomé y Mateo; Santiago, hijo de Alfeo; Simón, el Zelote; y Judas, hijo de Santiago.

14 Todos ellos perseveraban unánimes en oración y súplicas, con las mujeres, con María, madre de Jesús, y con Sus hermanos”.

Humanidad Distrída

Los siglos transcurrieron, con alegrías y tristezas, derrotas y victorias y los constantes llamados del Mundo Superior a una vida mejor para todos los pueblos. No obstante, los ambientes de tiranía y de ambición continuaron sordos a los llamados de Dios. Por eso, aún hoy no oyen el llanto del Cristo sobre la humanidad desatenta: “¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que te fueron mandados! ¡Cuántas veces quise reunir a tus hijos como la gallina protege a sus pollitos debajo de las alas, y tú no lo quisiste!” (Evangelio, según San Mateo, 23:37).

Tela: Enrique Simonet (1866–1927)

Título da obra: Ele chorou sobre a cidade.

Jerusalén representa actualmente a toda la humanidad distraída. Sin embargo, la Claridad del Cristo continúa descendiendo como bálsamo para el Espíritu de todos, incluso para los que han despreciado Su mensaje, pero principalmente para aquellos que están perseverando hasta el fin, conforme Su promesa a los fieles de Esmirna: “Sé fiel hasta la muerte, y Yo te daré la Corona de la Vida” (Apocalipsis, 2:10).

(Continúa)

José de Paiva Netto, Director Presidente de la Legión de la Buena Voluntad (LBV), es escritor, periodista, conductor de radio, compositor y poeta brasileño. Además, es miembro efectivo de la Asociación Brasileña de Prensa (ABI, siglas en portugués) y de la Asociación Brasileña de Prensa Internacional (ABI-Inter, siglas en portugués). Afiliado a la Federación Nacional de los Periodistas (FENAJ, siglas en portugués), a la International Federation of Journalists (IFJ), al Sindicato de Periodistas Profesionales del Estado de Rio de Janeiro, al Sindicato de Escritores de Rio de Janeiro, al Sindicato de los Profesionales de Radio de Rio de Janeiro y a la Unión Brasileña de Compositores (UBC). Integra también la Academia de Letras de Brasil Central. Es un autor de referencia internacional en la defensa de los derechos humanos y en la conceptualización de las causas de la Ciudadanía y de la Espiritualidad Ecuménicas, que, según él, constituyen “la cuna de los más generosos valores que nacen del Alma, la morada de las emociones y del raciocinio iluminado por la intuición, el ambiente que abarca todo lo que trasciende el campo común de la materia y proviene de la sensibilidad humana sublimada, como ejemplo de la Verdad, de la Justicia, de la Misericordia, de la Ética, de la Honestidad, de la Generosidad, del Amor Fraterno”.