Amar es una Oración

Reprodução BV

 Tomás de Kempis

Reprodução BV

Chico Xavier

La Oración no es el refugio de los cobar­des ni de los ociosos. Ella nos eleva, el trabajo nos realiza. El papa ora, el dalái lama medita, Chico Xavier (1910-2002) oraba, los rabinos entonan sus súplicas, los evangélicos cantan sus ala­banzas a Dios, los islámicos recitan el Sagrado Corán… ¿Qué es la Oración, sino el Amor del que se dispone para grandes hechos? Un hermano ateo, cuando medita y practica un acto que beneficia a la colectivi­dad, está orando. En mi libro Crónicas y Entrevistas*1, escribí que orar y meditar se asemejan. Rezar no es una acción simplemente figu­rativa. Es el más poderoso instrumento que la esencia huma­na, el Capital Divino, posee. Como afirmaba el monje alemán, Tomás de Kempis (aproximadamente 1380-1471), en Imi­tación de Cristo, “sublime es el arte de conversar con Dios”.

Vivian R. Ferreira

En estos tiempos de glo­balización, en que muchas fronteras caen, especialmente sobre las cabezas de las pobla­ciones más pobres, el pueblo busca un rumbo seguro para la existencia, re­gida por fuerzas opuestas. Aunque, no siempre el destino que se le ofrece es el mejor de todos. Y la historia se repite en la sumatoria de frus­traciones que pueden desembocar en un mo­vimiento incontrolable de masas. Las naciones también vomitan*2.

Entonces, buscan el aliento para sus dolores en la violencia o en lo Invisible. Sin embargo, como muchos se acostum­braron a una visión limitada del Poder Espiri­tual, a menudo elevan su oración a un dios antropo­mórfico, que no les responde, porque no existe. Y así se frustran.

Arquivo BV

Marx

Creo que hasta Karl Marx (1818-1883) proferiría su oración, como una poderosa herramienta psíquica para el fortalecimien­to de la mente y como un fac­tor de estabilidad ante los dramas personales y familiares, que todos enfrentamos. A pesar de la convicción de algunos, el creador del mar­xismo también era un ser humano, a su modo, preocupado por los problemas sociales. Con certeza, el polémico autor de El Capital medi­taba acerca de sus ideales. Sabiéndolo o no, de cierta forma, oraba.

*1 Crónicas y Entrevistas: libro de Paiva Netto, pre­sentado por la Editorial Elevação, durante las conmemo­raciones del Congreso ¡Viva Jesús! en Belo Horizonte, Brasil, en diciembre de 2000.

*2 Las naciones también vomitan: lea en el libro Reflexiones y Pensamientos Dialéctica de la Buena Voluntad (1987), pp. 109 y 110, de Paiva Netto.

José de Paiva Netto, Director Presidente de la Legión de la Buena Voluntad (LBV), es escritor, periodista, conductor de radio, compositor y poeta brasileño. Además, es miembro efectivo de la Asociación Brasileña de Prensa (ABI, siglas en portugués) y de la Asociación Brasileña de Prensa Internacional (ABI-Inter, siglas en portugués). Afiliado a la Federación Nacional de los Periodistas (FENAJ, siglas en portugués), a la International Federation of Journalists (IFJ), al Sindicato de Periodistas Profesionales del Estado de Rio de Janeiro, al Sindicato de Escritores de Rio de Janeiro, al Sindicato de los Profesionales de Radio de Rio de Janeiro y a la Unión Brasileña de Compositores (UBC). Integra también la Academia de Letras de Brasil Central. Es un autor de referencia internacional en la defensa de los derechos humanos y en la conceptualización de las causas de la Ciudadanía y de la Espiritualidad Ecuménicas, que, según él, constituyen “la cuna de los más generosos valores que nacen del Alma, la morada de las emociones y del raciocinio iluminado por la intuición, el ambiente que abarca todo lo que trasciende el campo común de la materia y proviene de la sensibilidad humana sublimada, como ejemplo de la Verdad, de la Justicia, de la Misericordia, de la Ética, de la Honestidad, de la Generosidad, del Amor Fraterno”.