Efecto social de la oración

Arquivo BV

Ana Serra

En una entrevista con la periodista portuguesa Ana Serra, comenté que: la aceptación de la Fraternidad y la Espiritualidad Ecuménica nos conduce a un saludable contacto íntimo con nosotros mismos y con el Creador del Universo, así como con Sus criaturas, que constituyen el más perfecto altar donde debemos adorarLo, conforme destaqué el 5 de noviembre de 1983, en un discurso en ocasión de la colocación de la piedra fundamental de la sede de la Legión de la Buena Voluntad, en la ciudad de São Paulo, Brasil, durante el 8º Congreso de los Novios y Matrimonios Legionarios. En la obra Ao Coração de Deus — Coletânea Ecumênica de Orações (1990) [Al Corazón de Dios — Recopilación Ecuménica de Oraciones (1990)], afirmé: Cuando se ora, el Alma respira, fertilizando la existencia humana. Orar es esencial para despejar el horizonte del corazón. Y esto se encuentra al alcance de todos, ya que tenemos la innata capacidad de meditar para elegir el camino adecuado y para resolver los trastornos que se inician en el Espíritu, que luego se manifiestan en el cuerpo humano, muchas veces en forma de enfermedad, así como en el campo social.

Escribí en Reflexiones del Alma que cualquier religioso o ateo que sepa disfrutar del silencio del alma, hará brotar, dentro de sí, todas las riquezas que el mundo no le puede ofrecer, empezando por la Paz de espíritu, que Dios nos prometió y que nadie más que Él nos puede proporcionar integralmente, porque ni en su totalidad aún la conocemos: "Mi Paz os dejo, mi Paz os doy. Yo no os doy la paz del mundo. Yo os doy la Paz de Dios, que el mundo no os puede dar. No se turbe vuestro corazón ni recele, porque Yo estaré con vosotros, todos los días, hasta el fin de los tiempos". (Evangelio de Jesús, según San Juan, 14:27; y San Mateo, 28:20). No hay un pensador serio, salvo las excepciones de costumbre, que no necesite entrar, aunque sea de vez en cuando, en el ambiente inspirador de la reflexión, designada con este o cualquier otro nombre. Y esto no favorece solo la inquietud psíquica, sino también la serenidad somática.

Tela: Ivan Aivazovsky (1817-1900)

La idea cuyo tiempo ha llegado

Arquivo LBV

Victor Hugo

En el libro Somos todos Profetas (1999), afirmo: "Estamos en cuerpo, pero somos Espíritu". La nación que comprenda y administre esa Verdad entusiasmará y gobernará al mundo en el transcurrir del tercer milenio. Y si alguien juzga tal razonamiento como un delirio, le presento este aforismo del genial Victor Hugo (1802-1885): "Aquellos que hoy afirman que una cosa es imposible de ser concretada, tácitamente se colocan al lado de los que perderán".

Divulgação

Pietro Ubaldi

Reprodução BV

Einstein

Muy a propósito, el filósofo y sociólogo italiano Pietro Ubaldi (1886-1972), seguidor de Einstein y gran admirador de la Legión de la Buena Voluntad —que definió como "un movimiento nuevo en la Historia de la Humanidad. Pone a Brasil en la vanguardia del mundo"—, en una de sus conferencias, citó esta otra declaración del gigante de Besançon: "Hay una cosa más poderosa que todos los ejércitos: es una idea a la que le ha llegado su tiempo".

Arquivo pessoal

Ricardo Monezi

Hoy, hasta la ciencia considera que la espiritualidad puede reducir el riesgo de enfermedades presentadas como graves o incurables. En una entrevista con la Super Red Buena Voluntad de Comunicación, en 2009, acerca del tema declaró el investigador, profesor y psico-biólogo Ricardo Monezi, del Instituto de Medicina Comportamental de la Universidad Federal de São Paulo (UNIFESP): "Actualmente ya contamos con diversos relatos de la ciencia respecto a que una persona que ejercita el buen pensamiento, la felicidad, todos los buenos sentimientos, posee un potencial de defensa del cuerpo mucho mayor que una persona pesimista. (...) Una persona optimista, cuando va a vacunarse, desarrolla anticuerpos con una rapidez mucho mayor que la pesimista. Y tiene mucho más chances de soportar un proceso de padecimiento crónico, que una persona pesimista".

Por lo tanto, el Espíritu saludable es una medicina preventiva para el cuerpo.

José de Paiva Netto, Director Presidente de la Legión de la Buena Voluntad (LBV), es escritor, periodista, conductor de radio, compositor y poeta brasileño. Además, es miembro efectivo de la Asociación Brasileña de Prensa (ABI, siglas en portugués) y de la Asociación Brasileña de Prensa Internacional (ABI-Inter, siglas en portugués). Afiliado a la Federación Nacional de los Periodistas (FENAJ, siglas en portugués), a la International Federation of Journalists (IFJ), al Sindicato de Periodistas Profesionales del Estado de Rio de Janeiro, al Sindicato de Escritores de Rio de Janeiro, al Sindicato de los Profesionales de Radio de Rio de Janeiro y a la Unión Brasileña de Compositores (UBC). Integra también la Academia de Letras de Brasil Central. Es un autor de referencia internacional en la defensa de los derechos humanos y en la conceptualización de las causas de la Ciudadanía y de la Espiritualidad Ecuménicas, que, según él, constituyen “la cuna de los más generosos valores que nacen del Alma, la morada de las emociones y del raciocinio iluminado por la intuición, el ambiente que abarca todo lo que trasciende el campo común de la materia y proviene de la sensibilidad humana sublimada, como ejemplo de la Verdad, de la Justicia, de la Misericordia, de la Ética, de la Honestidad, de la Generosidad, del Amor Fraterno”.