La vida después de la muerte y el enfrentamiento del duelo

Fuente: Reflexión de Buena Voluntad extraída del libro “Los muertos no mueren” (2020).

La muerte es un fenómeno natural de la vida y exige adaptaciones tanto para aquellos que regresan al Plano Espiritual como para los que permanecen en la Tierra. La nostalgia se manifiesta en este lado de la existencia, así como en el del allá, porque el sentimiento de Amor Fraterno mantiene a las Almas interconectadas. El duelo es un proceso que debe ser respetado. Es humano. Debemos brindar comprensión y apoyo para que nadie se sienta solo en este momento. Sin embargo, siempre cordialmente orientamos que no se cultiven vibraciones de tristeza, ya que eso también alcanza al Espíritu que está en recuperación, y ella o él está mucho más sensible a lo que le trasmiten. De ahí la necesidad de recordar con mucho cariño a los que nos antecedieron en la Gran Patria de la Verdad, rescatando las memorias felices, haciendo que reciban de nosotros tan solo lo mejor de lo que disponemos en el corazón. Seguramente, ello nos abastecerá y fortalecerá para superar cualesquiera adversidades en el camino. Tener esa certeza de que las personas que tanto amamos siguen sus jornadas en el Más Allá1 nos capacita a atravesar esos momentos.

Con el fin de reducir los dolores del corazón, les dedico estas fortalecedoras palabras de Jesús para vencer con Su Bendito Amparo: “Vengan a mí todos ustedes, los cansados y oprimidos, que Yo los haré descansar. Lleven mi yugo sobre ustedes, y aprendan de mí, que soy pacífico y humilde de corazón, y hallarán descanso para sus Almas; porque mi yugo es fácil, y mi carga es liviana” (Evangelio, según San Mateo, 11:28 al 30).

Tela: Henry Ossawa Tanner (1859-1937)

Detalhe da obra: Os peregrinos de Emaús.

Expertos en el área de la salud están perfeccionando sus conocimientos para auxiliar con eficiencia a los que enfrentan situaciones de desafío. El término utilizado en el medio es coping, cuya traducción literal es luchar exitosamente, enfrentar. Uno de los aspectos que han sido investigados se refiere al papel de la creencia en la vida después de la muerte y de qué forma ella se expresa frente a un fallecimiento.

Reprodução BV

Dr. Kenneth Pargament

La Super Red Buena Voluntad de Comunicación (radio, televisión, Internet y publicaciones) entrevistó con exclusividad a uno de los más renombrados estudiosos de la interacción entre Espiritualidad y Psicología, lo que trajo considerables análisis sobre la influencia de la Religión en la salud mental. Se trata del Dr. Kenneth Pargament, profesor emérito de Psicología de la Universidad Estatal de Bowling Green (Ohio, EUA), autor del libro The Psychology of Religion and Coping: Theory, Research, Practice. En la oportunidad, explicó: “Las personas que creen en la vida después de la muerte a menudo se apoyan y se sostienen con esa creencia. Uno de sus elementos más importantes es la sensación o el saber que aquellos que murieron antes de nosotros todavía están presentes y que podemos conectarnos con ellos, podemos sentir sus pensamientos cariñosos y, a veces, oír sus consejos. Algunas personas a veces tienen la sensación de que sus seres queridos charlan con ellas. Esto no es una señal de psicopatología o de locura. Es algo muy natural y normal. Efectivamente, investigaciones señalan que muchas personas tienen experiencias de conexión con aquellos que ya murieron. (...) Tuve una paciente que se sentía muy aislada y sola en el hospital. No tenía familia y tampoco amigos, y sus padres se habían muerto hacía algunos años. Estaba muy desolada, muy disgustada. Pero en otra ocasión en que la vi en el hospital parecía mucho mejor. Le pregunté: ‘Estás mejor. ¿Qué te pasa?’. Y ella contestó que una noche estaba durmiendo y, cuando se despertó, vio a sus padres. Estaban a su lado y sostenían su mano, diciendo que la amaban y que permanecerían con ella. Y esa paciente no presentaba ninguna señal de psicosis o problemas psicológicos relevantes. Fue una experiencia espiritual muy poderosa y significativa para ella”. (Los destaques son míos).

Brian Garcia - Unsplash

Habiendo producido centenares de artículos científicos acerca de Espiritualidad, Religión y Psicología, y teniendo en cuenta su vivencia clínica, el Dr. Pargament concluye que es imprescindible considerar la dimensión espiritual de los seres humanos: “No somos tan solo seres físicos, sociales y psicológicos. Somos seres espirituales. Y lo descubrimos cuando prestamos más atención a esa dimensión y cuando la integramos a la manera en que vemos a las personas. La Espiritualidad no está separada del resto de la vida, sino que está entrelazada en sus dimensiones: está entrelazada con la Biología, la Psicología, las relaciones... y cuando consideramos a las personas como seres completos, humanos, biopsicosociales y espirituales, aumentamos nuestras capacidades de ayudarlas a lidiar con esa gama de desafíos y problemas de la vida”. (Los destaques son míos).

Mis Amigas y mis Hermanos, mis Hermanas y mis Amigos, el Mundo Espiritual, me gusta reiterar, no es algo abstracto, indefinido. Realmente existe, lleno de energías espirituales y trabajo. No lo vemos todavía, por una cuestión de frecuencia, un obstáculo para ser develado por la competente actividad científica y superado por la evolución de los sentidos físicos, que se abrirán para nuevos cielos y mundos.

Cuando Jesús afirma: “mi Padre no cesa de trabajar, y Yo con Él. (...) En la casa de mi Padre hay muchas moradas. Si así no fuera, ya les hubiera dicho. Así que voy a preparar lugar para ustedes” (Buena Nueva, según San Juan, 5:17 y 14:2), se establecen, de forma clara, en la palabra del Divino Pedagogo, la existencia y la actuación activa, operante, del Mundo Espiritual sobre el material, por medio, por ejemplo, de los Ángeles Guardianes. De ese modo, es necesario que todos estemos conscientes de tal intercambio y sepamos lidiar con esa realidad todavía invisible, haciéndola aliada en la superación de dificultades, tanto de orden personal —en el campo espiritual, emocional o psicológico—, o de orden colectiva —en la resolución de problemas mundiales—.

__________________
Nota de Paiva Netto
1...siguen sus jornadas en el Más Allá”: en el capítulo “Voces electrónicas del Más Allá”, en mi libro Los muertos no mueren, trascribo una impresionante experiencia de transcomunicación instrumental (TCI) narrada por el consagrado escritor brasileño Coelho Neto, que nos habla del cambio que ocurrió en la vida de su hija Júlia, de su esposa y en la suya, al encontrarse con la certeza de la supervivencia del Alma de su nieta, Esther. Él mismo lo narra: “lo que era esperanza se convirtió en certeza, absoluta certeza...”.

José de Paiva Netto, Director Presidente de la Legión de la Buena Voluntad (LBV), es escritor, periodista, conductor de radio, compositor y poeta brasileño. Además, es miembro efectivo de la Asociación Brasileña de Prensa (ABI, siglas en portugués) y de la Asociación Brasileña de Prensa Internacional (ABI-Inter, siglas en portugués). Afiliado a la Federación Nacional de los Periodistas (FENAJ, siglas en portugués), a la International Federation of Journalists (IFJ), al Sindicato de Periodistas Profesionales del Estado de Rio de Janeiro, al Sindicato de Escritores de Rio de Janeiro, al Sindicato de los Profesionales de Radio de Rio de Janeiro y a la Unión Brasileña de Compositores (UBC). Integra también la Academia de Letras de Brasil Central. Es un autor de referencia internacional en la defensa de los derechos humanos y en la conceptualización de las causas de la Ciudadanía y de la Espiritualidad Ecuménicas, que, según él, constituyen “la cuna de los más generosos valores que nacen del Alma, la morada de las emociones y del raciocinio iluminado por la intuición, el ambiente que abarca todo lo que trasciende el campo común de la materia y proviene de la sensibilidad humana sublimada, como ejemplo de la Verdad, de la Justicia, de la Misericordia, de la Ética, de la Honestidad, de la Generosidad, del Amor Fraterno”.