El autismo y los desafíos de la inclusión

Para ampliar la concientización de todos, algunos temas deben estar siempre en debate. Uno de ellos es el autismo, que llega a la cifra de más de dos millones de brasileños, según los datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El diagnóstico precoz puede hacer una enorme diferencia en el desarrollo del individuo. Este, aunque sea portador de una limitación física o psíquica, tiene una extraordinaria capacidad para adaptarse y alcanzar importantes objetivos de vida. El mundo está repleto de ejemplos. Lo que falta a veces es la debida inversión en el Capital de Dios, es decir, en el ser humano.

Síntomas y cuidados
Reprodução BVTV

Simone Bruschi

Algunos autistas presentan determinadas habilidades que superan las de la media de la población. “Ellos tienen mucha facilidad para los números, recordar, resolver expresiones matemáticas y para varias cuestiones diferenciadas de la vida. Pero, no logran darle funcionalidad a eso”, explica la asistente social Simone Bruschi.

Un punto que perjudica el seguimiento especializado del autista es, en un primer momento, la negación del problema, situación frecuente en el seno familiar. Simone, integrante de la Asociación Brasileña de Asistencia y Desarrollo Social (ABADS), en una entrevista del programa Sociedad Solidaria, de la Boa Vontade TV, comenta: “Cuando hablamos del autismo, nos referimos a algo que no se puede identificar mediante un análisis de sangre, electroencefalograma o tomografía. Y el diagnóstico es muy difícil de ser aceptado por la familia. Existe la evaluación clínica —que es muy rica—, pero los familiares siempre cuestionan: “¡Ah!, no. Pienso que puede ser algo diferente’”.

En estos casos, de acuerdo con Simone, se deben buscar otros profesionales, incluso para que también ellos se involucren en la vida de esa familia, de ese niño o de ese adolescente.

Es fundamental buscar un especialista si se percibe en el niño cualquier indicio constante de inclinación por la soledad, de apatía ante los juguetes, de no reclamar por dejarlo en la cuna, en vez de estar en los brazos de sus padres. “Existen familias que solo empiezan a hacer el tratamiento del niño o niña, en la edad escolar, cuando algún docente lo advierte y señala a los padres: ‘Mire, su hijo/a necesita ayuda’. Cuanto más temprano sea el diagnóstico, mayores las posibilidades de tratamiento.”

shutterstock

Simone resalta que “algunas personas con autismo pueden presentar una discapacidad intelectual, pero no es necesariamente una regla”.

Y ahí entra un desafío, el de insertar en el mercado de trabajo a los portadores de discapacidad intelectual. “Es más fácil —no sé si puedo usar esa expresión— contratar a un joven con discapacidad física, debido a las accesibilidades existentes, que alguien con discapacidad intelectual, para lo que no tenemos aún la tecnología asistida. Por esto, es un desafío para el consultor de empleo apoyarlo. Él tiene que ir a la empresa y probar que la persona con trastorno es capaz. Es necesario un trabajo de sensibilización tanto con los empleados y colaboradores como con los empleadores y la familia”.

Es necesario ampliar las condiciones para la inclusión social de los portadores de cualquier discapacidad, sea física, sea intelectual. 

José de Paiva Netto, Director Presidente de la Legión de la Buena Voluntad (LBV), es escritor, periodista, conductor de radio, compositor y poeta brasileño. Además, es miembro efectivo de la Asociación Brasileña de Prensa (ABI, siglas en portugués) y de la Asociación Brasileña de Prensa Internacional (ABI-Inter, siglas en portugués). Afiliado a la Federación Nacional de los Periodistas (FENAJ, siglas en portugués), a la International Federation of Journalists (IFJ), al Sindicato de Periodistas Profesionales del Estado de Rio de Janeiro, al Sindicato de Escritores de Rio de Janeiro, al Sindicato de los Profesionales de Radio de Rio de Janeiro y a la Unión Brasileña de Compositores (UBC). Integra también la Academia de Letras de Brasil Central. Es un autor de referencia internacional en la defensa de los derechos humanos y en la conceptualización de las causas de la Ciudadanía y de la Espiritualidad Ecuménicas, que, según él, constituyen “la cuna de los más generosos valores que nacen del Alma, la morada de las emociones y del raciocinio iluminado por la intuición, el ambiente que abarca todo lo que trasciende el campo común de la materia y proviene de la sensibilidad humana sublimada, como ejemplo de la Verdad, de la Justicia, de la Misericordia, de la Ética, de la Honestidad, de la Generosidad, del Amor Fraterno”.