Superar el Dolor

Fuente: Reflexión de Buena Voluntad extraída del libro “Tesoros del Alma”, 2018.

La sabiduría antigua revela que los seres humanos pueden expresar su mejor capacidad justamente por la actitud que tienen ante el Dolor.

nathan-dumlao - unsplash

Los especialistas en comportamiento humano concuerdan que, en situaciones adversas, cuando el sufrimiento nos sorprende de manera tan cruel, la superación requiere una postura de coraje. Dejar de lado sentimientos de angustia y rencores es igualmente indispensable.

Para los que creen en un poder superior, en la Eternidad, de forma general, la prueba es más rápidamente aceptada, enfrentada y vencida. Sin embargo, aún los escépticos pueden encontrar energía constructiva para dar un nuevo sentido a sus existencias. Tenemos, por ejemplo, la Caridad, al ayudar al prójimo, como emblemática herramienta de reconstrucción de nuestra propia felicidad.

No temer a los desafíos

La crisis es la prueba de la inteligencia. La lucha exhorta nuestro valor. ¿Por qué temer a los desafíos? Es la manera elegida por Dios para premiar nuestra capacidad. Y toda victoria en el campo espiritual y físico exige sacrificio.

Victoria al alcance

Nadie puede sentirse derrotado antes de intentar el éxito. Reflexionando sobre el estado de espíritu que debemos mantener, de forma que convirtamos la realidad en buenas metas a establecer en nuestra existencia, concluí: todas las victorias están decididamente a nuestro alcance por la fuerza de nuestro propio y valeroso trabajo. Por lo tanto, de nuestra creatividad diligentemente bien aplicada. ¡Administrar es llegar antes!

El negativismo atrasa el progreso

Reprodução BV

William Arthur Ward

Es indiscutible que la conducta psicológica negativa de líderes y liderados no contribuye en nada al crecimiento social de las poblaciones. Estoy de acuerdo con el teólogo y escritor inglés William George Ward (1812-1882) cuando dijo:

—El pesimista se queja del viento, el optimista espera que cambie y el realista ajusta las velas.

Reprodução BV

Maquiavelo

Reprodução BV

Teócrito

Siendo así, ¡no perdamos tiempo! Ajustemos nuestras velas y superemos los vendavales, con el fin de concretar el Buen Ideal que cultivamos. Esto no tiene nada que ver con el famoso “el fin justifica los medios”, atribuido a Maquiavelo (1469-1527), autor de El príncipe. Pero, es triste ver a algunos pensadores de gran valor, antiguos demoledores de prejuicios y tabús, después de tanta lucha, declararse desilusionados de todo. Ahora bien, cuando yo era niño, oía, en la voz de los más antiguos, este consuelo de Teócrito (aprox. 320-250 a. C.), que cité anteriormente:

—Mientras hay vida hay esperanza.

Reprodução BV

 Dom Hélder Câmara

Cierta vez, el inolvidable Dom Hélder Câmara (1909-1999), arzobispo emérito de Olinda, estado de Pernambuco, Brasil, con su innata seguridad de eras más felices para los pueblos, se manifestó de esta forma:

—Feliz de quien cruza la vida entera teniendo mil razones para vivir.

José de Paiva Netto, Director Presidente de la Legión de la Buena Voluntad (LBV), es escritor, periodista, conductor de radio, compositor y poeta brasileño. Además, es miembro efectivo de la Asociación Brasileña de Prensa (ABI, siglas en portugués) y de la Asociación Brasileña de Prensa Internacional (ABI-Inter, siglas en portugués). Afiliado a la Federación Nacional de los Periodistas (FENAJ, siglas en portugués), a la International Federation of Journalists (IFJ), al Sindicato de Periodistas Profesionales del Estado de Rio de Janeiro, al Sindicato de Escritores de Rio de Janeiro, al Sindicato de los Profesionales de Radio de Rio de Janeiro y a la Unión Brasileña de Compositores (UBC). Integra también la Academia de Letras de Brasil Central. Es un autor de referencia internacional en la defensa de los derechos humanos y en la conceptualización de las causas de la Ciudadanía y de la Espiritualidad Ecuménicas, que, según él, constituyen “la cuna de los más generosos valores que nacen del Alma, la morada de las emociones y del raciocinio iluminado por la intuición, el ambiente que abarca todo lo que trasciende el campo común de la materia y proviene de la sensibilidad humana sublimada, como ejemplo de la Verdad, de la Justicia, de la Misericordia, de la Ética, de la Honestidad, de la Generosidad, del Amor Fraterno”.