De los orígenes de la LBV

Por intermedio del Equipo Solidario de la Legión de la Buena Voluntad, de Europa, recibí un ejemplar raro del periódico “O Cristão”, del 31 de enero de 1950. Se trata de un número conmemorativo del 58° aniversario de ese organismo oficial de la Unión de las Iglesias Evangélicas Congregacionales y Cristianas de Brasil. Él contiene un reportaje, con el título “El Valor de la Cooperación”, firmado por Salustiano César, Ministro Evangélico, que documenta el nacimiento de la LBV, creada por Alziro Zarur (1914-1979), el 1° de enero de 1950. Para su registro histórico, algunos fragmentos:

“El Valor de la Cooperación”

“... Nosotros somos colaboradores de Dios...

(Apóstol San Pablo, I Corintios, 3:9.)

“Existen muchas cosas en la vida cristiana que aun no fueron debidamente evidenciadas en términos de poder evangélico. La cooperación es una de esas cosas, cuya comprensión conceptual más juiciosa trabajará por nuevos rumbos para notables realizaciones.

“Sentimos necesidad de hablar de cooperación, pero no como generalmente se hace, preparando vocablos adornados, con elegancia estilística. (...)

“El valor de la cooperación es innegable en la existencia de los emprendimientos más dignos de renombre. (...)

“En la sociedad moderna encontramos hechos que constituyen verdaderos desafíos al pueblo cristiano. El 7 de enero del presente año, especialmente invitado como Ministro Protestante, participé en una interesantísima como sorprendente reunión en el edificio de la Asociación Brasileña de Prensa, donde el espíritu colaborador, en una forma toda providencial, se caracterizó por la representación en conjunto de personas de diferentes creencias y corrientes filosóficas. Nuestras palabras basadas en Romanos 12, fueron oídas con extraordinarios aplausos, al lado de los oradores: Israelita, Positivista, Esoterista, Espiritista, Católico Romano, (Libre pensador). Fue muy impresionante el evento, por el objetivo culminante de congregar a las ‘Personas de Buena Voluntad’ a favor de los que se quedaron al margen de la vida. Con este objetivo, se organizó la ‘Legión de la Buena Voluntad’, que atenderá ‘sin prejuicios’ a todos los que sufren en sus lechos de dolor, en sus casas o encerrados en los hospitales.

“¡Qué lección ésta que viene de Dios! (...)”

“Vamos a actuar con el espíritu de la Palabra de Dios que dice:

“‘Amaos cordialmente los unos a los otros, con amor fraternal, prefiriendo vosotros honrar los unos a los otros.

“‘No seáis lentos en la atención: sed fervorosos en el espíritu, sirviendo al Señor:

“‘Comunicad con los Santos en sus necesidades, alcanzar la hospitalidad’”.

Recordando la Asociación Brasileña de Prensa (ABI - siglas en portugués)
De hecho, la revista Buena Voluntad n ° 1, de julio de 1956, pag. 5, también destaca la figura del pastor Salustiano. Y aquí le presto justo tributo al inolvidable Alziro Zarur. Debido a la fuerza de su coraje, fomentó, en su prédica ecuménica, el sentimiento de solidaridad religiosa del pueblo. El 7 de enero de 1950, en la Asociación Brasileña de Prensa (ABI), en la ciudad de Rio de Janeiro/Estado de Rio de Janeiro, Zarur dirigió la Cruzada de Religiones Hermanadas, en la primera reunión oficial de la LBV, en la que anticipadamente preconizó las relaciones interreligiosas. Todo esto, después de sucesivas reuniones preparatorias realizadas en el mismo lugar, en los meses de octubre, noviembre y diciembre de 1949, en la sala de la dirección de aquella prestigiosa Asociación. Vamos al histórico texto de la revista “Buena Voluntad”: “La Cruzada de Religiones Hermanadas se inició el 7 de enero de 1950, en el Salón del Consejo de la Asociación Brasileña de Prensa (ABI), hablaron siete oradores: Teles da Cruz, católico; Murilo Botelho, esotérico; Leopoldo Machado, espiritista; Eugênio Figueiredo, libre pensador; Reverendo Salustiano César, protestante; Samuel Linderman, judío; Ascânio de Farias, positivista. Dirigió la memorable sesión Alziro Zarur, Presidente de la Legión de la Buena Voluntad”.

Además, el 7 de abril, la centenaria Asociación Brasileña de Prensa (ABI) cumple un aniversario más de su heroica actuación en este país. ¡Feliciades, ABI! Saludos al noble Dr. Maurício Azêdo, presidente de la Casa del Periodista.

Al Cristo, con decisión.
Al cerrar la columna de hoy, dedico a mis pacientes lectores, versos que me atreví a pronunciar, en Buenos Aires, Argentina, en la Plaza San Martín, en 1996, en una hora de gran desafío:

La vida pasa/ Y el dolor sin gracia/ Hiere al corazón./ Mas la Fe calienta / El Alma que padece/ Y apunta el camino/ De la Redención/ Y el Espíritu porfía,/ Porque confía/ En el Salvador/ Y con fuerza marcha/ Con devoción avanza/ Y al Cristo alcanza/ ¡Con decisión!

José de Paiva Netto, Director Presidente de la Legión de la Buena Voluntad (LBV), es escritor, periodista, conductor de radio, compositor y poeta brasileño. Además, es miembro efectivo de la Asociación Brasileña de Prensa (ABI, siglas en portugués) y de la Asociación Brasileña de Prensa Internacional (ABI-Inter, siglas en portugués). Afiliado a la Federación Nacional de los Periodistas (FENAJ, siglas en portugués), a la International Federation of Journalists (IFJ), al Sindicato de Periodistas Profesionales del Estado de Rio de Janeiro, al Sindicato de Escritores de Rio de Janeiro, al Sindicato de los Profesionales de Radio de Rio de Janeiro y a la Unión Brasileña de Compositores (UBC). Integra también la Academia de Letras de Brasil Central. Es un autor de referencia internacional en la defensa de los derechos humanos y en la conceptualización de las causas de la Ciudadanía y de la Espiritualidad Ecuménicas, que, según él, constituyen “la cuna de los más generosos valores que nacen del Alma, la morada de las emociones y del raciocinio iluminado por la intuición, el ambiente que abarca todo lo que trasciende el campo común de la materia y proviene de la sensibilidad humana sublimada, como ejemplo de la Verdad, de la Justicia, de la Misericordia, de la Ética, de la Honestidad, de la Generosidad, del Amor Fraterno”.

Newsletter